Salud urinaria

Controla tu pH urinario

CONTÁCTENOS
935 868 670

Piedras en el riñón: a quién afecta, prevención, síntomas y tratamiento

image
  • 01-12-2017

Es bien sabido que tener piedras en el riñón es doloroso y nada agradable. Se calcula que el 12% de los hombres y el 6% de las mujeres tendrán un episodio de cálculos renales a lo largo de su vida. Por eso mismo, especialistas del sistema urológico responden a las cuatro preguntas básicas para entender mejor esta enfermedad. 

 

¿A quién afecta?

El primer episodio de litiasis renal suele aparecer entre los 30 y 50 años. Es más común en hombres que en mujeres, pero este riesgo empieza a igualarse debido al estilo de vida y al aumento del porcentaje de población con exceso de peso.

Entre las personas afectadas, se pueden dar dos situaciones: que se trate de un paciente con alteraciones metabólicas severas, generalmente con antecedentes familiares, con problemas de absorción de calcio y ácido oxálico; o que sean personas que beben poca agua, sigan una dieta rica en carne y sufran obesidad, lo que hace que la orina se concentra mucho y sea más ácida, provocando la creación de piedras en el riñón.

¿Cuál es la clave para su prevención?

Según los urólogos, mantener una correcta hidratación (beber al menos 2 litros de líquidos al día) y una dieta equilibrada, baja en calorías y limitando los azúcares y el alcohol. Mantener un pH urinario entre el rango preventivo (5,5 – 6,2) también ayuda en la prevención de la formación de los diferentes tipos de cálculos (ácido úrico, oxalato cálcico, fosfato cálcico, etc.).

Por otro lado, se ha observado que los fitatos tienen un papel fundamental en la prevención de la litiasis renal: bloquean el crecimiento de los cristales responsables de la formación de los cálculos. Este componente natural se encuentra en vegetales y en semillas, por lo que añadiendo estos alimentos a la dieta también ayudaría a prevenir su formación.

¿Cuál es el síntoma más característico?

Sin duda el cólico de riñón es el síntoma principal de la litiasis renal. Es un proceso agudo con dolores muy intensos en la zona lumbar que puede acompañarse de náuseas o sangre en la orina y que, si no se trata a tiempo, puede provocar alteraciones en el riñón, insuficiencia renal e incluso necesidad de diálisis.

¿Cómo se puede tratar?

El 60% de los casos de litiasis renal se soluciona por expulsión espontánea, mientras que un 30% necesita tratamiento para eliminarlos. Esto dependerá del tamaño de los mismos cálculos.

Una de las técnicas médicas más utilizadas para su extracción es la litotricia extracorpórea, en la cual se generan unas ondas de choque de alta energía que permiten fragmentar las piedras para que el paciente las elimine después en pequeños fragmentos por las vías urinarias. También puede optarse por una ureteroscopia, en la cual se extraen las piedras a través de los propios conductos con un ureteroscopio, instrumento con cámara incorporada con el objetivo de localizar el cálculo y extraerlo.

Para personas con tendencia a la formación de cálculos renales, existen novedosos tratamientos alternativos, mediante complementos alimenticios y un dispositivo médico que permite medir de forma precisa el pH de la orina, con el objetivo de mantener el equilibrio ácido-base de la orina, relacionado con varias patologías urológicas